MANIZALES UNA CIUDAD QUE VALE LA PENA CONOCER

Manizales es una de las ciudades más lindas que tiene Colombia, que por su belleza y por sus amables gentes es llamada la “CIUDAD DE LAS PUERTAS ABIERTAS” otra denominación es “MANIZALES DEL ALMA” por la canción española del mismo nombre, debido a la nombrada feria anual taurina se le denomina “LA CIUDAD DE LAS FERIAS EN AMERICA”, además por su principal producto, el café es la “CAPITAL MUNDIAL DEL CAFÉ”.manizales

Fundada en 1.849 por colonos antioqueños, se resalta de Manizales la Feria de Manizales, el Festivas Internacional de Teatro, siendo la ciudad teatral más importante en la historia de Colombia y el Festival Manizales Grita Rock. Otras denominaciones son: La Perla del Ruiz, La Capital del Afecto, y la Colina Iluminada.

El lugar donde actualmente se encuentra la ciudad, fue habitada alguna vez por varios indígenas, los más reconocidos son los Quimbayas, a la llegada de los Españoles estos fueron desapareciendo, y el territorio se fue anexando a Antioquia, en 1842 la colonización Antioqueña llega a la ciudad y más tarde se funda, y comienza su vida histórica, en el siglo XX, se crea el departamento de Caldas, y Manizales queda como su capital, también llega el, ferrocarril y después el famoso Cable aéreo Manizales-Mariquita, la ciudad es impactada por varios desastres. incendios, terremotos y la erupción del Nevado del Ruiz, que solo la dejó incomunicada, la ciudad se reconstruyó después de estos desastres hasta quedar como hoy se conoce.cable aereo de 1849

Ciudadanos aseguran que algunos sitios guardan sus secretos, como Jeison Daniel Tocancipá, estudiante de grado 11 del Liceo Isabel La Católica, quien tentado por un compañero que le contó la historia de los niños dulces en el Cerro de Oro, comenzó a indagar a finales del año pasado. El relato cuenta que si se conduce hasta lo más alto de ese lugar y se ponen dulces sobre el carro, varios niños aparecen y se llevan algunas golosinas.

Con el ánimo de probar la teoría, que incluso encontró en Internet, Jeison Daniel se aventuró en enero pasado con cuatro amigos más a ir un jueves a las 11:00 de la noche para verificar lo que tanto le habían comentado.

“Cuando llegamos le preguntamos a los vecinos y confirmaron lo que nos habían dicho. Un celador nos dijo que ahí hubo un orfanato que se había incendiado”.

El mismo celador les advirtió que para que funcionara debían poner dulces sobre el carro y regar talco o harina sobre este para verificar los hechos. “Así lo hicimos, al pie de la letra. Pusimos talco y muchos dulces. Nos encerramos y subimos todas las ventanillas, y en menos de cinco minutos empezamos a escuchar que cantaban, a lo lejos, rondas infantiles”.catedral-de-manizales y el red bull motor

Según relató Jeison Daniel, mientras más cerca se escuchaban las voces de los niños, más frío sentían. “Todos tiritábamos, pero la verdad no da temor. Hay un momento en el que se sienten llegar al carro y empiezan a treparse. Nunca dejan de cantar y en pocos segundos, así como se acercan cantando, se alejan”.

Cuando los jóvenes sintieron que ya no había nadie, prendieron las luces del carro y constataron que se habían llevado más de la mitad de los dulces y, según el estudiante, había huellas de manos marcadas en el capacete del vehículo.

Javier González, docente de Jeison Daniel, escuchó la historia del joven y sintió curiosidad por lo que había sucedido, aunque solo hasta hace 20 días se animó junto con tres amigos de otras ciudades. Después de recorrer unos 15 minutos hacia el Cerro de Oro, donde la naturaleza es la única que hace ruido, pusieron harina y dulces en el capó del carro.

“Dos nos quedamos adentro y dos se hicieron afuera. En menos de cinco minutos empezamos a escuchar que coreaban la ronda infantil A la rueda rueda. Se acercaron y sentimos que tocaron el carro. Después se alejaron, eso no tarda mucho”, relató el profesor.

Según él, los dos amigos que se quedaron afuera sintieron como si a su alrededor hubieran volado palomas, pero también escucharon los cantos infantiles. “Pusimos 24 dulces y aparecieron solo 19”, concluyó.

Como todos los ciudadanos curiosos de mi Manizales del alma, también fui a conocer a los “NIÑOS DULCES DEL CERRO DE ORO”, no apto para cardíacos, pero la verdad no se siente miedo, debe ser porque para nosotros los creyentes son ángeles. No me queda sino invitarlos a conocer mi Manizales del alma que es tan hermosa como Santiago y todo su Chile bello.

manizales actual y su atardecerCuando Pablo Neruda estuvo en Manizales, pronuncio una frase célebre fruto de la inspiración que le causaron nuestros cielos al caer la tarde, dijo que, Manizales es una “Fabrica de atardeceres”. Cuando tú los veas, veras que esa inspiración es una alucinante realidad y le dio al mirador el nombre de Chipre.

CRISS.